10 años de El blog de Lau Malbec

No me gusta mucho hacer raccontos porque tengo muy mala memoria y siempre me olvido de algo , pero sin dudas hace 10 años con el nacimiento de El blog de Lau Malbec se me abrió un mundo de oportunidades y por ello no puedo dejar de celebrar su existencia, la valentía de haber puesto en marcha esta empresa y la constancia para mantenerlo activo, original y atractivo.

Soy orgullosamente blogger desde el año 2008 y digo orgullosamente porque me canso de escuchar a un montón de gente decir eso de que «los blogs ya pasaron de moda» o «la gente lee cada vez menos» y claramente uno no puede hacer oídos sordos. Es cierto que hoy la gente busca información rápida y «masticada» como la visual, pero les diré que mantenerse en el mundo de las letras en los tiempos que corren puede ser también un acto de rebeldía, cosa que no me falta.

Así y todo, tampoco puedo decir que este blog exista para ir contracorriente. La verdad verdadera es que El blog de Lau Malbec es egoísmo puro y duro, lo hago para mí porque me gusta que todo lo investigado y aprendido quede en un mismo lugar disponible para futuras consultas y claramente me entusiasma la idea de compartirlo con otros enófilos apasionados. Además exponer el trabajo propio a la lectura de otros ojos hace que uno sea más prolijo y cuidadoso.

Mi idea para este sitio es subir posteos educativos, compartir notas de cata de los vinos que pruebo y me gustan, intento reducir al mínimo las notas de prensa ya que mi intención es que te encuentres con contenido original, lo cuál también hace que la periodicidad de los posteos sea menor porque cada nota requiere de un trabajo de investigación para brindarte información fehaciente y verificada.

Por sobre todas las cosas, escribí este post porque quiero agradecerte a vos lector que con tus visitas, comentarios y recomendaciones me motivas para seguir adelante y no tirar la toalla. Gracias y salute

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia.

5 comentarios en «10 años de El blog de Lau Malbec»

Súmate al chat, déjame tu comentario