Carmenere vino chile

Carmenere

La variedad carmenere es la cepa tinta bandera de Chile. Se la creyó extinta durante la crisis de la filoxera, sin en embargo en la década de los 90 un experto ampelógrafo la redescubre entre viñas de merlot en suelo trasandino.

El origen de la carménère (su nombre en francés) es la región de Médoc, ubicada en Burdeos, Francia. Se trata de una cepa muy antigua que allí da vinos oscuros generalmente utilizados en cortes junto a la petit verdot.

Su región vitivinícola de origen, al igual que el resto de los viñedos europeos, fue fuertemente golpeada por la plaga de la filoxera, un insecto parasitario que ataca a las vides desde su raíz hasta matarlas. La plaga de filoxera causó un gran desastre destruyendo unas 2/3 partes del viñedo del Viejo Mundo y en ese momento las plantaciones de carmenere desaparecieron por completo. A la hora de replantar los viticultores seleccionaron cepas que fueran de más fácil cultivo y que dieran vinos más atractivos, como la cabernet sauvignon, merlot o cabernet franc, dejando a nuestra protagonista en el olvido.

Afortunadamente, ya en el año 1851 antes del desastre causado por la plaga, la variedad carmenere habría ingresado a suelo chileno cuando Silvestre Ochagavía Echazarreta comienza a importar cepas de Burdeos.
Así y todo, hubo que esperar más de un siglo para que esta variedad fuera redescubierta en el año 1994 por Jean Michel Boursiquot, experto ampelógrafo que visitó Chile a propósito del VI Congreso Latinoamericano de Viticultura.

Durante esta visita Boursiquot recorre viñedos que hasta ese momento se creían plantados con la variedad merlot, pero el experto observó diferencias en las hojas y brotes de las plantas y logró demostrar que en realidad la mayor parte de los viñedos estaban plantados con merlot y carmenere.

Sabías que… El nombre carmenere proviene de la palabra carmín y hace referencia al color rojo de sus hojas antes de caerse.

Carmenere, una cepa de difícil cultivo

La variedad carmenere es una cepa de bajos rendimientos, que requiere de climas cálidos para alcanzar su correcta madurez. Cuenta con la característica particular de producir más hojas que racimos.

Se trata de una cepa de ciclo largo, que de forma natural desarrolla rápidamente un alto contenido de azúcar y en muchas ocasiones lo hace antes de que sus taninos logren madurar. Esto puede dar como resultado vinos de marcado perfil herbáceo. Al ser una cepa de difícil cultivo, por requerir de condiciones climáticas específicas, no se ha propagado fácilmente.

vino de carmenere

Sin embargo, cuando la vid es bien cuidada se obtienen con ella vinos con aromas que recuerdan a los frutos rojos frescos, tierra húmeda, hierbas, chocolate negro, especias, de acidez moderada y taninos suaves.

Si bien Chile es el mayor productor de carmenere del mundo con 11.000 hectáreas de cultivo (Colchagua presenta la mayor superficie plantada con esta cepa), también se pueden encontrar plantas de esta variedad en Estados Unidos, California y Walla Walla, y en Italia, Véneto y Fruili-Venezia Giulia.

Si te gustó lo que leíste compartilo en tus redes 😊🍷

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia.

Súmate al chat, déjame tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: