Cepas no tradicionales con Viña Las Perdices

Los Argentina Wine Bloggers nos reunimos con Fernando Losilla, enólogo de Viña Las Perdices, para conversar sobre las cepas no tradicionales que la bodega trabaja en sus 100 hectáreas ubicadas en el corazón de Alto Agrelo.

Fernando Losilla

Fernando comenzó la charla comentando algunos datos de gran interés sobre la bodega, tales como que el lugar donde están implantados los viñedos, situado a 1030 msnm, era un área inexplorada ya que no tuvo irrigación hasta la década de los 70. Hoy, el agua de riego se extrae por bombas a 150 metros de profundidad. Los suelos son homogéneos y profundos. Gracias a la gran amplitud térmica provocada por la altura y la menor probabilidad de heladas las cepas de ciclo largo se desarrollan perfectamente y por ende las de maduración corta también.

En el año 2006 comienzan las actividades comerciales de Viña Las Perdices y desde entonces la bodega trabaja mucho con variedades no tradicionales como ancellotta, viognier, tannat o albariño, entre otras, siendo lo que le permitió destacarse.

La conversación se centró en tres cepas no tradicionales

Pinot Grigio

También conocido como pinot gris, es una cepa francesa muy cultivada en Italia, la superficie mundial es de 48.000 has. de las cuales 450 están en Argentina.

Es una variedad de ciclo corto y difícil cultivo, propensa al desarrollo de hongos por el formato de sus racimos muy compactos. Al ser de piel rosada no da vinos blancos de color tradicional sino más oscuros, de hecho es muy utilizada en Europa para la elaboración de vinos naranjos.

Albariño

Viña Las Perdices fue pionera en el cultivo de albariño, de hecho tuvieron que inscribirla porque no constaba en el INV, la bodega cuenta con 4 de las 7 hectáreas existentes en el país.

El origen de etsa cepa es Rias Baixas, Galicia, España. Hay 5.500 hectáreas en el mundo, de las cuales 4.000 están en España y 1.000 en Portugal.

Se trata de una planta adaptada a climas húmedos. De racimos laxos, sueltos, con entrenudos largos que hacen que las hojas estén separadas asegurando una excelente ventilación, por lo cual se seca rápido si se moja y por ende no se generan enfermedades.

La alvarinho da un vino blanco con mucho cuerpo, cremoso, sedoso, con aromas a frutas de carozo, muy bueno para quesos, carnes blancas y aperitivos. En España suelen tener un perfil salino/mineral.

Ancellotta

Es la variedad secundaria para elaborar el famoso lambrusco, hay 2.700 hectáreas en el mundo, 1.800 se encuentran en Argentina y otras 800 en Italia.

Es argentina se usa mucho para corregir vinos de menor concentración, porque tiene 3 veces más color y concentración que el Malbec, da vinos ricos con gran presencia de fruta y color, una boca muy potente.

Cuando son jóvenes, cosechados en su punto optimo, no muy maduros, se muestran muy afrutados y con gran concentración de azúcar. Con fermentaciones bajas, remontajes suaves y delestage se logran cosas muy interesantes que no tienen nada que envidiar a otras variedades más populares. Sus vinos tienen mucha potencia, potencial de guarda prologada, mucho tanino y se llevan muy bien con la madera.

Esto es sólo una reseña de una charla muy completa e interesante que podes ver en la página de facebook de Argentina Wine Bloggers.

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia.

Súmate al chat, déjame tu comentario