El blog de Lau Malbec

Filoxera, la plaga asoladora de viñedos

En una época no muy lejana, la sola mención de la palabra filoxera hizo llorar de terror y rabia a más un productor vitivinícola. Y no sin razón, ya que se trató de la plaga más destructiva que ha impactado en el mundo del vino obligando a cambiar más de un paradigma. Que va, obligándonos a barajar y dar de nuevo.

Filoxera en la planta de vid

La llegada de la filoxera a Europa

La filoxera es originaria de América, más específicamente del oeste de los Estados Unidos. Aparece por primera vez en Europa durante el siglo XIX, una época donde el intercambio de especies animales y vegetales era muy frecuente. Así, científicos llevaron plantas de vides americanas a suelo europeo, sin saber que se llevaban consigo también un polizón, el insecto que en 1863 provocaría una terrible crisis vitícola que no podría resolverse hasta más 30 años después.

Debemos tener en cuenta que la propagación de la filoxera fue muy veloz debido a la alta densidad de los viñedos europeos y a la cercanía de los mismos. Podríamos decir que en aquella época toda Europa estaba cubierta de viñedos y basta ver un mapa para entender que todos los países y sus regiones vitivinícolas están muy cercanos unos a otros. Por tanto, aunque la filoxera apareció primeramente en Francia rápidamente se expandió a los otros países del continente.

Así mismo, la filoxera también afectó a las plantas de vitis vinifera que se encontraban en suelo americano desde la llegada de los colonizadores. Sin embargo, en America los viñedos aún no eran muy abundantes y tampoco se encontraban tan cercanos unos a otros, por lo que la crisis fue menor y se resolvió prontamente con la replantación.

Filoxera

Pero, ¿Qué es la filoxera?

La filoxera es un pequeño insecto emparentado con los pulgones que se aloja y cumple todo su ciclo de vida en la planta de la vid, la misma de la cual se alimenta provocándole indirectamente la muerte.

En un viñedo la filoxera tiene alimento en abundancia y se reproduce muy rápidamente. Además su reproducción se da por partenogénesis, lo que significa que es la misma hembra la que se reproduce sin necesidad de la presencia de un macho.

Todo su ciclo comienza con la reproducción de machos y hembras de la cuál surge un único huevo (huevo de invierno) que eclosionará en la primavera y dará lugar al nacimiento de una hembra partenogenética, que en su forma de larva comenzará a alimentarse de la savia de las hojas y pondrá hasta 500 huevos al año.

Una semana después de cada puesta surgirán nuevas larvas que colonizarán otras partes de la planta. Así el ciclo se complica, debido a la migración del insecto hacia las raíces de la planta donde al alimentarse la filoxera inyecta su saliva y deforma el sistema radicular. Las pequeñas lesiones que provoca quedan expuestas a infecciones de bacterias y hongos que terminan por necrosar y pudrir las raíces. Esto detiene el desarrollo de la planta, la debilita y le provoca la muerte.

Sabías que… Durante un verano se pueden llegar a producir de 4 a 8 generaciones de filoxera, que a su vez van poniendo más huevos.

Además es en las raíces dónde se desarrolla la filoxera en su estado adulto de ninfa y luego en su forma alada, la única que se reproduce de manera sexual. Cuando llega el frío del otoño, la mayoría de las larvas mueren, pero las formas aladas ya habrán colocado los huevos de invierno que repetirán el ciclo. Así mismo, también hay ejemplares que se quedarán latentes en la planta y retomarán sus actividades con el inicio de la siguiente primavera.

¿Cómo afecta la filoxera a las vides americanas y las Vitis viniferas?

La filoxera es un insecto originario de América del Norte, sitio que cohabita con las vides americanas desde hace millones de años. Durante este tiempo las plantas americanas han desarrollado naturalmente un sistema de protección contra el insecto consistente en generar un mayor engrosamiento en raíces y hojas, evitando así las picaduras, al mismo tiempo que secretan una savia pegajosa que embota y tupe el aparato masticador de la filoxera evitando que pueda seguir alimentándose.

Este sistema de protección es inexistente en las plantas de Vitis vinifera (de origen europeo). Por lo tanto, cuando la filoxera llegó a Europa las plantas se hallaron completamente expuestas y enormes extensiones de viñedos fueron destruidas por el insecto.

Tuvieron que pasar muchos años para que los viticultores entendieran qué estaba ocurriendo con sus plantas. Conocer las diferencias entre las plantas americanas y las europeas fue vital para hallar una solución que evitara la extinción de la Vitis vinifera.

Sabías que… aunque existen en el mundo miles de diferentes plantas de vid, son únicamente las de la familia de las Vitis vinifera las apropiadas para la obtención de vinos de calidad. Son parte de esta familia las uvas Cabernet Sauvignon, Malbec y Merlot, entre muchas otras.

Tratamiento de la filoxera

A pesar de que se probó con diferentes tratamientos, la única solución efectiva fue el injerto. El uso de pesticidas, por ejemplo, no arroja buenos resultados puesto que en el subsuelo, donde se aloja el insecto, no es posible aplicarlo.

Hasta el día de hoy se injertan las raíces de vides americanas, también conocidas como pie americano, a la parte aérea de las Vitis vinfera. De esta manera se sigue obteniendo una uva de alta calidad enológica para la elaboración de vinos, al tiempo que la planta queda protegida contra la acción de la plaga.

Pero llegar a este punto no fue sencillo, ya que implicó un cambio de paradigmas, modificaciones en el comercio internacional de plantas e incluso el arranque y quema de las cepas afectadas y los viñedos contiguos como una medida necesaria para detener el avance de la filoxera. Claramente a costa del sacrificio, sueños y anhelos, de cientos de productores.

Partes de la vid y técnica de injerto

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia.

Si te gustó lo que leíste compartilo en tus redes 😊🍷

Súmate al chat, déjame tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: