Vino de Italia

Italia

Aquí comenzamos el recorrido por las regiones vitivinícolas de Italia. En cada uno de los post que conformen este apartado podrás encontrar referencias históricas, conocer cuáles son las cepas más importantes de cada una de las 20 regiones vitivinícolas de aquel país y qué tipo de vinos produce cada una.

Ya desde comienzos del 2020, año pandemico y de encierro, me di a la tarea de conocer y compartir con ustedes las regiones vitivinícolas de Francia. Fue una forma de pasear con la imaginación, sumergirme en la historia de estos lugares y conocer la importancia que tiene el vino en cada uno de ellos. Pero, claramente, Francia fue sólo el inicio de un viaje obligado para todo enófilo.

Italia era el segundo destino obvio. Se trata de uno de los principales productores de vinos del mundo, de hecho en 2020 es el productor número 1, ubicación que cada año pelea cabeza a cabeza con los galos. Posee una historia vitivinícola de muy larga data, así como también de un arraigo cultural inconmensurable.

Vino Italia
Fuente: Statista

Hallazgos arqueológicos han demostrado que los etruscos, un pueblo de la antigüedad finalmente derrotado por lo romanos, fueron los primeros en cultivar las viñas de forma sistemática ya en el Siglo VIII a.C. siendo esta una de las referencias documentadas más antiguas.

Posteriormente el Imperio Romano fue el responsable por la difusión en los territorios que estuvieron a su alcance de la vitivinicultura, el conocimiento sobre la elaboración de vinos y también fue quién logró hacer lucrativo el comercio de esta bebida. De hecho Pompeya, una ciudad portuaria, fue una de las metrópolis del comercio del vino más importantes de la antigüedad, hasta que fue arrasada por la erupción del Vesubio en el 79 d.C.

Más tarde, con el declive del Imperio Romano, Italia fue cayendo lenta pero segura en una franca decadencia. La industria se había enfocado en la elaboración de cantidad sobre la calidad y el vino era visto netamente como un suministro de calorías y no como un medio de disfrute. Hasta que en la década de 1960 comienza el cambio que irónicamente desemboca en el descenso del consumo per cápita de 110 litros anuales a tan solo 60. Los italianos comenzaron a beber menos, pero mejor.

La clasificación de los vinos de Italia

Cosme III de Médicis, Gran Duque de Toscana, ya en 1716 intentó regular la producción de vino de Chianti e instituyó a Carmignano como primera denominación obligatoria del mundo otorgándole protecciones legales especiales. Sin embargo, Italia tuvo que esperar hasta 1963 a que sus autoridades crearan una legislación vinícola que vinculara la categoría de los vinos con su lugar de procedencia.

Esta legislación dividía a los vinos en dos grandes grupos, por un lado los vini da tavola (vinos de mesa) y los vinos de calidad o con Denominazione di Origine Controllata (Denominación de Origen Controlada) que comprendían regulaciones precisas en todo el proceso productivo. En las décadas posteriores se crearon unas 300 denominaciones que ayudaron a establecer una buena imagen del vino italiano, al tiempo que conquistaban mercados internacionales.

Sin embargo, ante tanto vino con DOC, prontamente se tuvo que mejorar el sistema para diferenciar de una forma más simple las calidades que cada uno proporcionaba. Por lo tanto, en 1980 surge una nueva categoría, los vinos de calidad controlados y garantizados (Denominazione de Origine Controllata e Garantita, DOCG) claramente con regulaciones mucho más exigentes a las ya establecidas para las otras categorías. Barolo, Barbaresco, Brunello y Chianti, fueron de las primeras regiones en gozar de este nuevo estatus.

Las cada vez más exigentes regulaciones provocaron descontento en un grupo de productores que percibían a la ley como una limitación que no les permitía explotar su creatividad, por lo que decidieron elaborar nuevos vinos que a pesar de ser de muy alta calidad, al no ajustarse a la legislación, eran simplemente etiquetados como Vini da tavola. Esto desencadenó en una nueva revisión de la legislación en la década del 90, que resultó en regulaciones más tolerantes y en una reducción de los tiempos mínimos de vinificación.

Las regiones vitivinícolas de Italia

Las regiones que abordaremos en los siguiente post y de las cuales conoceremos hechos históricos, cepas más importantes y tipos de vinos que producen son:

  • Valle de Aosta
  • Piamonte
  • Liguria
  • Lombardía
  • Trentino / Alto Adigio
  • Friuli-Venecia Julia
  • Véneto
  • Emilia Romaña
  • Las Marcas
  • Toscana
  • Umbría
  • Lacio
  • Abruzos
  • Molise
  • Apulia
  • Campania
  • Calabria
  • Basilicata
  • Cerdeña
  • Sicilia
Mapa vitivinícola de Italia

A medida que vaya subiendo los post podrás encontrar aquí los enlaces que te llevarán a ellos, así que esta entrada nos queda como una especie de Índice.

Que disfrutes el viaje!!

Si te gustó lo que leíste compartilo en tus redes 😊🍷

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia.

Súmate al chat, déjame tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: