Valle del Loira

El Valle del Loira, con 43.000 has. de viñedo, es la tercera región vitivinícola más importante de Francia. A lo largo de todo el curso del río Loira y sus afluentes las laderas están expuestas al sol lo que proporciona buenas condiciones para la maduración de las vides.

Aquí no hay un único estilo de vino definido, se producen blancos secos y dulces, pasificados y brotitizados, tintos, rosados, espumosos y de aguja.

La cercanía al océano provoca grandes cambios en el clima entre añada y añada por lo que los vinos resultantes pueden ser muy diferentes entre cosechas. Pero, por diferentes que sean, todos los vinos del Loira se caracterizan por su fineza y frescura.

Un poco de historia

Con la excepción de los Pays Nantais, cuyos viñedos fueron plantados por los romanos hace más de 2000 años, la vitivinicultura en la región del Loira comenzó alrededor del siglo V. 

La posibilidad del comercio por vía fluvial, a través del río Loira y el océano Atlántico, en una época dónde los servicios de transporte terrestre no estaban muy desarrollados ha hecho que desde sus inicios los vinos de esta región fueran apreciados no sólo por los locales sino también por ingleses y holandeses.

Los viñedos del Loira experimentaron una gran expansión cuando Enrique II Plantagenet se convirtió en rey de Inglaterra en 1154 y permitió que solo los vinos de Anjou se sirvieran en la corte, una costumbre continuada por sus sucesores.

Durante casi mil años, las cabezas coronadas de Francia e Inglaterra ayudaron a difundir la fama del Loira y sus vinos.

Pero luego llegó la Revolución Francesa tuvo un efecto devastador en los viñedos del Valle del Loira y con el posterior desarrollo de nuevos medios de transporte, en particular los ferrocarriles, y el consecuente ascenso de Burdeos esta región se ha visto eclipsada, reduciendo drásticamente sus posibilidades de comercialización.

En la web oficial puedes ver el mapa interactivo

Las sub zonas del valle del Loira

Pays Nantais: 12.500 has. Ubicada entre el río y el océano atlántico, se producen principalmente cepas blancas que dan vinos ligeros, afrutados y algo carbonatados, que maridan muy  bien con los mariscos y pescados de la zona. Es muy común que los vinos reposen «sur lie» por lo que también desarrollan aromas complejos a levaduras y algo más de estructura. Predominan allí la muscadet (melon de bourgogne o melon blanc) y folle blanche con la que se produce el vino AOC Gros Plant, otras cepas importantes son gamay y cabernet

En esta zona la denominación de base es Muscadet y los otros tres ámbitos de mayor calidad Coteaux de la Loire, Sèvre-et-Maine (la denominación más extensa) y Côtes de Grandlieu.

Muscadet no tiene nada que ver con la cepa moscatel, es el nombre que se le da al vino blanco borgoñon elaborado con la melon de bourgogne.

Anjou – Saumur: 15.000 has. Se producen aquí diversidad de vinos; cómo el cabernet d‘Anjou, un rosé elaborado con cabernet franc que gana cada vez más adeptos por su perfil filoso y muy rara vez abocado.

Así mismo los cabernet franc locales se sitúan entre los mejores tintos de la zona elaborados bajo la denominación Anjou – Villages, con fuerza y estructura. También los de la denominación Saumur-Champigny con sus aromas a frutas rojas, armonía y elegancia son muy apreciados.

La especialidad propia de Anjou es el vino blanco dulce elaborado con chenin blanc para el que existen 4 denominaciones; Coteaux de l‘Aubance, Coteaux du Layon (la más extensa), Chaumes y Villages.
Con esta cepa también se elaboran blancos secos (Saumur blanc, Saumur-Champigny Blanc) con buen potencial de acides y envejecimiento.

Sin embargo a nivel económico los vinos más importantes son los espumosos, Saumur Moussex de chenin, chardonay y a veces sauvignon blanc.

En añadas raras se hacen vinos pasificados (passerillé), es más frecuente aquí encontrar vinos botrityzados en Vouvray, Montlouis y Coteaux de Layon.

Touraine: 16.300 has. Aquí se producen blancos y tintos por igual; aunque destacan algunos cabernet franc (cepa que aquí recibe el nombre de breton) en especial los de las viñas más altas que poseen suelos de arcilla y caliza y dan vinos complejos, finos, con nervio y taninos maduros. La denominación regional es Touraine.

Para los vinos blancos las principales cepas son chenin y sauvignon blanc.

Centro – Loira: 5.910 has. Aquí, desde que se superó la crisis de la filoxera, reina la sauvignon blanc que da vinos intensos, complejos y finos como ninguna otra parte del mundo. Especialmente en la zona de Pouilly-sur-Loire, su denominación Pouilly-Fumé elabora vinos únicamente con sauvignon blanc que en ocasiones se crían en cubas de madera.

Las denominaciones de aquí son: Sancerre, Pouilly-Fumé y Pouilly sur Loire, Menetou-Salon, Quincy, Reuilly, Coteaux du Giennois y Châteaumeillant, Côtes de la Charité y Coteaux de Tannay.

Las tres cepas más importantes

Chenin blanc: (pineau de la Loire) con ella se hacen diversidad de blancos, desde frescos, secos y ligeros, hasta dulces y encabezados. En el caso de los dulces se caracterizan por una gran capacidad de añejamiento que en ocasiones rebasa el centenar de años.

Cabernet franc: (breton) que da tintos elegantes y longevos.

Sauvignon Blanc: ocupa un lugar especial en Pouilly y Sancerre.

Productores destacados

Domaine Vincent Pinard, Domaine Henry Bourgeois, Domaine Yannick Amirault, Domaine du Clos Naudin, Château Pierre Bise, Domaine des Sablonettes, Château La Roche-aux-Moines – Coulée de Serrant (de Nicolas Joly), Château La Ragotière, Domaine Saint-Nicolas.

Loira es una de las regiones más importantes de Francia para la producción de vinos espumoso, aquí llamado Crémant de la Loire, elaborando 14 millones de botellas al año.

Les dejo el enlace a la web oficial de los vinos del Valle del Loira por si quieren investigar más, es muy completa.

Y si te gustó este post y tienes ganas de conocer más sobre los vinos de Francia no dejes de visitar el apartado Mundo Vino.

Lau Malbec, una sommelier en Bolivia

Súmate al chat, déjame tu comentario